viernes, 5 de abril de 2013

Empresas extractoras de níquel e hidroeléctricas generan conflictividad en comunidades indígenas de Alta Verapaz




Por Redacción de Prensa Comunitaria

Lideres comunitarios denunciaron que las empresas nacionales y transnacionales instaladas en Alta Verapaz están generando conflictividad en los municipios de Santa María Cahabon y lanquín, sus operaciones están atentando en contra de la armonía, la paz y tranquilidad de las comunidades, además están dañando seriamente ríos, nacimientos de agua, la tierra y el territorio.

Varias son las amenazas que enfrentan las comunidades indígenas Queqchís, Pocomchís y Achís en el territorio de Alta Verapaz, es la acelerada destrucción de la tierra por la extracción de minerales como el níquel, la construcción de hidroeléctricas que afectan directamente los ríos, sumada a la contaminación del vital liquido y producción industrial de agrocombustibles con la instalación de grandes extensiones de tierra con Palma Africana, Caña de Azúcar y la Teca, estas de la mano de la criminalización y represión de la lucha comunitaria son las principales amenazas que están viviendo.

Conflictividad generada por la empresa Mayaníquel S.A.

Comunitarios y comunitarias denuncian que actualmente, uno de los peligros principales es la empresa Mayaníquel S.A. quienes a través de personal de la empresa están visitando las comunidades, “durante estas visitas están ofreciendo cosas para que comunitarios acepten luego los trabajos de la empresa”.[1]

Mayaníquel S.A. es una empresa con fuerte inversión de capital de empresarios nacionales, pero que es subsidiaria de la empresa transnacional Anfield Nickel Corp. de capital canadiense. Esta empresa opera en los departamentos de Alta Verapaz e Izabal, en donde ha generado fuerte conflictividad comunitaria,  frente a la imposición de sus operación frente a la oposición de los pueblos indígenas Qeqchí, Pocomchí y Achí.

Esta empresa en el año 2008 fue denunciada por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales MANR, quienes identificaron que la empresa Mayaniquel S.A. estuvo lanzando desechos tóxicos dentro del río Cahabon, en ese momento se detecto fuerte contaminación del agua.[2]

Lideres comunitarios denunciaron que una de las  estrategias de esta empresa es la compra y cooptación de algunos alcaldes comunitarios, luego estos operan en las comunidades para que estas acepten la presencia de la empresa, y no se opongan, ni denuncien la explotación minera, violaciones de los DDHH, contaminación, ni otros daños que este o pueda generar en el territorio.

“Nos molesta que esta gente venga a explotar los recursos y estos nunca se van a recuperar”. Manifestó uno de los líderes comunitarios frente a amenaza de estas empresas en su territorio.

Construcción de hidroeléctricas

Las hidroeléctricas representan otra seria amenaza, lideres comunitarios están denunciando en el municipio de Carchá Alta Verapaz que la empresa que busca construir la hidroeléctrica, esta construyendo un túnel, esta construcción puede afectar  a las comunidades desde Carchá hasta el municipio de Lanquín.  Recientemente denunciaron la contaminación de las aguas del río Cahabon,  comunitarios denunciaron el cambio del color del agua del río.  

“Se esta registrando escasez de agua ahora, nos preocupa que el cause del río se acabe, las autoridades nunca nos toman en cuenta las demandas, ahora las comunidades de la orilla del río están completamente molestas, estamos levantando el animo para luchar, vamos a seguir defendiendo.” [3]

A los lideres comunitarios les preocupa la forma de actuar de un  gobierno militar, refiriéndose al gobierno del general Otto Pérez Molina y a la presencia de militares en cargos regionales. “Anes el alcalde de Lanquin protegía con guardianes, incluso la municipalidad cobraba a los extranjeros para el mantenimiento, ahora con la presencia del CONAP diciendo a la gente que ellos los van a defender esta generando confusión y conflictividad en las comunidades, mas parece como estrategia para vender la tierra a una empresa explotadora.”[4]

Denunciaron que lamentablemente en algunas comunidades por migajas que les están dando, perdieron  la conciencia y ahora son 6 comunidades la manipuladas, denunciaron la forma en que opera Consejo Nacional de Áreas Protegidas –CONAP-, quienes están generando confusión en las comunidades,  denuncian que esta actuación del Estado sirve como estrategia para facilitar la entrada y operaciones de la empresa Mayaniquel S.A.

También denunciaron que esta empresa puede estar detrás de la construcción del túnel desde el municipio de Carcha hasta el área de Semuc Champey, territorio que las mismas comunidades han protegido por su diversidad de bienes naturales. Comunitarios denunciaron que las aguas del río ahora están completamente sucias, presentan un color negro y tienen el temor de que pueda estar contaminado.

“La construcción de hidroeléctricas ha roto en “pedazos” el río y lo han secado en varios tramos. En uno de estos, con autorización del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, que no consideró necesario someter ambos proyectos a una sola evaluación de impacto ambiental. La autorización del ministerio pese a la oposición de las comunidades, permitirá a la empresa obtener mayores ganancias mediante, se basa en el "profundo deterioro" del entorno en detrimento de " los aprovechamientos preexistentes".

El caudal del río se mantiene sucio debido a trabajos de empresa de que esta construyendo una Hidroeléctrica. El Río Cahabón está completamente sucio y las personas de las comunidades no pueden abastecerse del vital liquido porque temen enfermarse. Ellos no cuentan con un sistema de agua potable ni pozos en las comunidades por lo que tienen que utilizar el río como abastecimiento.”[5]

El Colectivo Madre Selva denuncia que el Grupo Terra que en año 2010, construyó la Hidro Xacbal de 94 megavatios, es responsable de la construcción del proyecto hidroeléctrico Renace 2 con una capacidad de 162.5 megavatios. (Nota: Renace y Renace II son propiedad de Multi inversiones, del Grupo Gutiérrez Bosch. Ver link: http://www.estrategiaynegocios.net/2012/05/23/gigante-que-no-para-de-crecer/).

 “Vemos el impacto destructivo de una represa que altera gravemente el ecosistema fluvial, que destruye hábitats, modifica el caudal del río y cambian las características del agua como su temperatura, grado de oxigenación y otras.”[6]

La sucesión de embalses (RENACE Y RENACEII) esta convirtiendo el lecho del río Cahabón a lo largo del área protegida en un desagüe. Desde el municipio de Carchá hasta Lanquin, denunció el colectivo Madre Selva.

El gobierno de Guatemala anuncio a finales del año 2012, que tienen planificado la construcción de más hidroeléctricas en el territorio de Alta Verapaz, en Senahú y Panzós, la empresa Generación Limpia de Guatemala, S.A., creará el proyecto Cahabón 10. Estos proyectos forman parte del Plan de Expansión de Generación 2008-2022, promovido por la Comisión Nacional de Energía Eléctrica CNEE y el Ministerio de Energía y Minas MEM a pesar de la fuerte oposición a nivel nacional que existe a estos proyectos.[7]

Recientemente el Observatorio de multinacionales en America Latina OMAL, en un articulo publicado le da seguimiento a la presencia de las empresas transnacionales de capital español que están presentes en Guatemala, y que fundamentalmente pretenden instalarse en los territorios de los pueblos indígenas.

“En Guatemala también se encuentra las hidroeléctricas El Puente, en el departamento de Chiqui­mula, San Luis, departamento de El Quiché, y Cahabón 10, departamento de Alta Verapaz. Allí, los proyectos para tres hidroeléctricas fueron entregados a la empresa Genera­ción Limpia de Guatemala (GLG), subsidiaria de Gas Natural Fenosa.”[8]
“Otro proyecto es el de la Hidroeléctrica de El Volcán, en el departamento de Alta Verapaz, operada por la empresa Generación Limpia de Guatemala. Gas Natural FENOSA vendió sus activos a un fondo de inversión británico (Actis) en 2011, aunque la mayor parte de las violaciones de derechos se produjeron cuando GLG aún era propiedad de la empresa española.”[9]

Principales demandas comunitarias

La cancelación de las operaciones de las empresas nacionales o transnacionales en el territorio de Alta Verapaz, especialmente las vinculadazas a las actividades extractivas, hidroeléctricas y agroindustriales.

Piden el acompañamiento de organizaciones en defensa de la madre tierra, que puedan visitar las comunidades para que puedan presenciar lo que esta sucediendo por culpa de empresa Mayaniquel S.A.

Piden que el Estado de Guatemala, garantice la protección de la vida, ecosistemas, territorio, ríos y de las comunidades.

El retiro inmediato de las empresas de los territorios y el pleno respeto de las decisiones comunitarias en defensa del territorio y la vida.

           

           



[1] Entrevista a lidere comunitarios de Santa María Cahabon. Guatemala 2013.
[2] ElPeriodico. Empresa minera acusada de operar sin Estudios de Impacto Ambiental. Guatemala 23 de junio 2008.
[3] Líder Comunitario. Entrevista denuncia conflictividad empresa Mayaniquel en Santa María Cahabon, Alta Verapaz.  Guatemala, Marzo 2013.
[4] Ibídem.
[5] Colectivo Madre Selva. Denuncia contaminación de río Cahabon por hidroeléctrica. Guatemala, 2013.
[6] Ibídem.
[7] Siglo 21. Siguen pendientes seis proyectos hidroeléctricos. Guatemala 23 de diciembre 2013.
[8] Diego Jiménez. Empresas Españolas en territorios indígenas. Observatorio de multinacionales  en America Latina OMAL. 2 de Febrero 2013.
[9] Ibídem.


Entrevista a lider comunitario de Santa María Cahabón:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada